Skip to main content

Mitos y verdades durante el embarazo

Estar embarazada es una experiencia emocionante, que te llena de alegrías y grandes momentos. En esta etapa de tu vida es normal que tu familia y amigos demuestren interés y cariño a través de consejos; y que con tanta información que existe en internet siempre se despierte la curiosidad y termines buscando mucha más información. Acéptalo, tal vez por eso has llegado aquí.

No faltarán aquellos que aseguren que pueden determinar el sexo del bebé según la forma de tu vientre, lo que puedes hacer o no, o lo que debes comer. En ocasiones resulta muy divertido escuchar e investigar distintas teorías, pero siempre es mejor tomarlas con humor hasta consultarlas con un profesional, para que no te estreses sin razón. 

Los mitos por el embarazo pueden variar de una generación a otra o de una región a otra, pero usualmente siempre giran en torno a teorías que pasan de madres a hijas.

Mitos sobre:

Sexo del bebé.

La forma de tu vientre o los antojos no determinan el sexo del bebé. Todos los cuerpos son distintos, por lo que cada uno crece y desarrolla una forma de gestación diferente. Así que deja de revisar a detalle la forma de tu panza y siéntete libre de comer lo que quieras.

Teñirse el cabello.

Teñirte el cabello no afecta en nada a tu bebé, aunque es mejor que te decidas por aquellos tintes con menos químicos y sin amoniaco ya que con tanto cambio hormonal es muy probable que tu piel sea muy sensible y pueda reaccionar al tinte.

Hacer ejercicio.

Hacer ejercicio durante el embarazo es posible, siempre y cuando sean esfuerzos moderados y lo haya recomendado tu médico. El ejercicio ayuda a que el flujo sanguíneo sea mejor y tu cuerpo esté preparado para el momento del parto y la recuperación. Lee más en este link.

Relaciones Sexuales.

A menos que tu médico dé una indicación especial, puedes mantener actividad sexual con tu pareja durante el embarazo. El feto se encuentra del todo protegido y no existe la posibilidad de hacerle daño. Es importante señalar que el sexo no acelera el trabajo de parto.

Los hombres también sienten antojos.

Las hormonas cambian en mujeres y en hombres, ya que para ellos baja el nivel de testosterona y aumenta la prolactina, lo que señala que también sufren de cambios hormonales, mismos que pueden cambiar sus hábitos alimenticios y de humor.

Todas las embarazadas tienen que tomar ácido fólico.

El ácido fólico ayuda a prevenir los defectos de nacimiento del tubo neural, es por eso que se recomienda que todas las futuras mamás tomen dicho suplemento desde mucho antes de la concepción para reducir el riesgo de que el bebé nazca con algún problema.

El embarazo es uno de los procesos más increíbles que puede experimentar una mujer, y no hay mejor forma de hacerlo que estando 100% saludable e informada. Visita regularmente a tu médico y no pierdas continuidad en tus chequeos mensuales para prevenir cualquier complicación.

 

Contenido Relacionado

Tu primera cita con el doctor

Si tu prueba de embarazo dio positivo, es momento de visitar a un especialista.

Mujer embarazada haciendo yoga

¿Puedo hacer ejercicio cuando estoy embarazada?

¿Hacer ejercicio o no hacerlo durante el embarazo? Sabemos que es una pregunta que siempre se hace presente, pero nosotros, ¡por fin la resolvemos para ti!