Skip to main content

¿Cómo y cuándo empezar a hacer ejercicio después del parto?

Tu cuerpo ha sido el espacio perfecto para el desarrollo y crecimiento de tu bebé, se adaptó a todas sus necesidades para mantenerlo cómodo y seguro, ¡lo hizo fuerte para poder salir al mundo!

Ahora es momento de que puedas recuperar tu figura y de decirle adiós a aquellos kilitos de más.

Determinar cuándo y cómo es conveniente regresar a hacer ejercicio después de haber tenido a tu bebé depende de algunas variantes durante tu embarazo y al momento del parto. Hay que analizar si hiciste ejercicio con la misma intensidad a lo largo del embarazo, si disminuyó gradualmente, si el parto fue natural o por cesárea.

Si realizaste ejercicio a lo largo del embarazo y el parto fue natural, es probable que a partir de cuatro días puedas realizar los mismos ejercicios que hacías mientras estabas embarazada o iniciar con ejercicios ligeros. Será hasta dentro de una semana que puedas iniciar caminatas de 30 minutos, tres veces por semana.

Si durante el embarazo tuviste poca o nula actividad física, será mejor que reactives tu rutina poco a poco basada en recomendaciones, ejercicios y un calendario establecido por tu médico.

Cuando el nacimiento de tu bebé ha sido a través de cesárea debes tener más cuidado ya que el proceso, aunque de rutina, fue una cirugía. Es recomendable esperar de seis a ocho semanas (o las que el médico señale) para poder realizar cualquier actividad física. Sin embargo, puedes realizar caminatas muy lentas que activen el sistema circulatorio.

Recuerda que debes tener cuidado al reactivar tu rutina de ejercicios ya que mientras el vientre se expande en el embarazo los músculos del abdomen se separan y vuelven a su estado natural entre cuatro y ocho semanas después del parto. Es importante avisar a tu médico si notas que el flujo vaginal se torna rosa o rojo.

Recuerda:

  • Espera de seis a ocho semanas para hacer ejercicio anaeróbico.
  • Deja atrás los kilos extra con ejercicios como caminatas rápidas y natación.
  • No intentes dietas excesivas, pueden afectar la lactancia y tu estado de ánimo.
  • Deja a un lado el estrés para lograr una reducción de peso natural cada semana.

Contenido Relacionado

Mujer con bebé sentada frente a computadora

¿Cómo balancear la vida entre trabajo y familia?

Por fin tu familia está completa y en casa, ahora, ¿cómo le harás para encontrar el balance entre ellos y tu trabajo?

Mamá y bebé sonriendo

Escucha y entiende a tu bebé

El vínculo que se desarrolla entre bebé y mamá es simplemente increíble, aquí te decimos cómo puedes usarlo a tu favor para entender mejor a tu pequeño.