Skip to main content

Cómo mantener los medicamentos fuera del alcance de los niños

Es fácil olvidar lo curiosos y rápidos que pueden ser los niños cuando se trata de encontrar cosas que no deberían. A continuación, te presentamos algunas recomendaciones que puedes seguir para mantener los medicamentos, los complementos y las vitaminas fuera del alcance de sus manitas.

Almacena los medicamentos, complementos y vitaminas en un armario cerrado y alto.

Los niños pueden ser excelentes trepadores, así que mantén los medicamentos en un lugar en donde no los vean y estén fuera de su alcance.

Las tapas resistentes a niños.

Son una medida importante de defensa, cuida que todos los medicamentos que adquieras las tengan.

Guarda los medicamentos en su envase original.

Esto evitará que los puedan confundir con algo más. Además, los medicamentos incluyen información importante en las cajas que debes conservar.

Lleva los medicamentos contigo si te retiras durante un momento.

Dejarlos mientras abres la puerta o atiendes el teléfono puede darle fácil acceso a tu niño.

No tomes los medicamentos delante de los niños ni los llames “dulces".

Esto provocará que les llame la atención e intenten probarlos por sí mismos.

Desecha medicamentos caducados o que ya no utilizas.

Ten cuidado al tirarlos en botes de basura que los niños puedan alcanzar. Busca en tu farmacia o tienda de autoservicio los contenedores de SINGREM para depositarlos.

¿Qué debes hacer si tu hijo toma medicamento por equivocación?

  • Llama a tu médico inmediatamente incluso si no estás segura. Ten a la mano el empaque.
  • Busca en el empaque del medicamento el número de servicio de atención al consumidor (SAC) del laboratorio. Ellos pueden darte información adicional sobre el producto.
  • No induzcas el vómito